Duelo y Sexualidad | Violeta Mendoza Burón
35
post-template-default,single,single-post,postid-35,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-child-theme-ver-1.0.1456935953,qode-theme-ver-16.7,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.5.2,vc_responsive
 

Duelo y Sexualidad

Duelo y Sexualidad

Cada vez que sufrimos una pérdida (muertes, separaciones o divorcios, enfermedades, quebrantos económicos…) hemos de renegociar con la vida para adaptarnos a la nueva situación, reedificando una estructura distinta sobre la que sostenernos. Hemos de poner en marcha los recursos naturales, esos con los que hemos contado durante toda nuestra vida, los que nos han hecho y nos hacen crecer y salir adelante. Parece como si, ante una experiencia difícil, esos recursos nos hubieran abandonado, pero solo necesitamos mirar para advertir que todavía están ahí, esperando a que los reactivemos y nos pongamos a funcionar con todo aquello que hemos postergado durante el proceso de duelo.

Existe evidencia testimonial de que la sexualidad es una de las áreas que se dejan “de lado” durante la elaboración de un duelo, ya sea por la muerte de la pareja o de un hijo o una hija. Se sabe que, al relacionar la sexualidad con el placer y con el goce vital, esta parcela es la que más se tarda en recuperar. El motivo no es otro que el sentimiento de culpa que nos aflora y que discurre en paralelo al pensamiento de: “si él o ella se ha ido, ¿cómo voy a gozar? O ¿cómo puedo pensar en tener relaciones sexuales si mi hijo/a ya no está? Este es, por lo común, un pensamiento íntimo y no compartido, no verbalizado.

Por el contrario, en la mayoría de los casos, cuando se pierde al compañero o a la compañera por un divorcio o por una separación, se suele aumentar la práctica de la sexualidad, ya sea como una forma de “olvidar” o como un modo de retrasar el enfrentamiento con el dolor que la pérdida ha generado. En ocasiones, estas conductas están revestidas de un deseo de “venganza” hacia aquel que ha decidido romper el vínculo de la pareja, o bien se presentan como una respuesta a la necesidad de demostrarse que todavía se es capaz de suscitar atracción en otras personas. Pocas veces son relaciones satisfactorias, más bien se trata de una práctica que suele darse en una primera etapa del proceso, hasta que adquirimos fuerza suficiente para afrontar la tristeza.

La recuperación de la sexualidad se trata normalmente como algo separado de la pérdida. Eso ocurre porque se acude a terapia cuando empezamos a tener dificultades en las nuevas relaciones o, en el caso de las parejas, cuando los conflictos generados por la ausencia de relaciones íntimas empiezan a ser muy evidentes y abarcan también otras áreas de convivencia.

IMG_2536axpbEn el proceso mismo del duelo pocas veces se le concede espacio a esta dimensión. Sin embargo, con respecto a la sexualidad, lo que ocurre es que se produce otro duelo, pero referido a ella misma, es decir, se sabe o se intuye que ya no se va a tener la sexualidad que se tenía antes. Tanto si hemos perdido nuestra pareja, por muerte o divorcio, o si hemos perdido un hijo o una hija, nuestros vínculos cambian y deben reestructurarse. Este duelo discurre paralelo al de la pérdida en sí o bien se inicia cuando la persona ya está empezando a aceptar la nueva situación, aunque aún no la ha asumido por completo.

En ocasiones, se inician relaciones sexuales, y se hace casi de forma inmediata después de la pérdida, como medio para escapar de un dolor que todavía está muy presente. En estos casos, lo habitual es que no haya una entrega a la otra persona y que con ello aparezcan sentimientos de culpa o de arrepentimiento. Incluso puede coincidir con la ingesta de alcohol o de otras drogas que sirvan de anestésicos, de paliativos, formas de mitigar lo que estamos sintiendo. Otras veces, se considera que ya ha pasado algún tiempo y se empiezan relaciones cuando el duelo todavía no se ha completado. Tal conducta puede generar a una gran frustración, ya que nada de lo que puedan aportar otras personas va a servir, porque aún no se está en disposición de recibir ni de entregarse y se pasa de una relación a otra pensando que ninguna es adecuada. Conviene señalar, pues, que estos dos extremos suelen ser más habituales cuando sufrimos la pérdida de la pareja por separación o divorcio.

No es que no se puedan tener otras relaciones cuando el duelo aún no está acabado. Ahora bien, si ninguna persona nos parece lo suficientemente “buena” para mantener una relación placentera, si no nos satisface, eso puede obedecer a que aún no estamos en condiciones de asumirlo.

En el caso de las parejas que han perdido algún hijo, si el duelo no está concluido -teniendo en cuenta que el duelo por un hijo no concluye, sino que se integra la pérdida en la manera de estar en el mundo-, así pues, si el duelo no está integrado cualquier cosa que nos proponga nuestra pareja nos puede provocar insatisfacción, una sensación que puede conducirnos a su vez a la separación emocional, puesto que la otra persona siente que ya no es necesaria.

Todos conocemos las fases del duelo. En un primer momento, hay una negación de lo que nos sucede, que pasa luego a un estado de rabia o ira cuando se puede empezar a encajar la realidad. Aparecen después los sentimientos de culpa, como consecuencia de la pregunta inevitable de si podríamos haber hecho algo diferente para evitar lo acaecido, sea lo que sea, hasta que se comprende que estaba fuera de nuestro alcance. Con posterioridad, se entra en la negociación, entendida como un ofrecimiento a cambio de que todo vuelva a ser como era, una promesa que se hace a la vida, a Dios, a uno mismo… dependiendo de las creencias de cada individuo. Los sentimientos de tristeza y la sintomatología depresiva se hacen presentes cuando el duelo está más cercano a la aceptación, que sería la última fase. Estos pasos, brevemente descritos, no se dan de manera lineal. En realidad, vamos pasando de unos a otros sin orden, volviendo una y otra vez al anterior y al posterior, sin que esto signifique que la persona esté retrocediendo en su proceso. Aunque resulte paradójico, estamos avanzando. A veces, basta un solo día para que se experimenten todas las fases.

Para quien se halle en un proceso de duelo, quizá las siguientes preguntas o reflexiones le puedan ayudar a reconocer en que fase se encuentra.

IMG_2544axpb1. – ¿Ni siquiera pienso en ella… o me digo que ya habrá tiempo de ocuparme de eso más adelante?

Puede que una persona ni siquiera piense en la posibilidad de tener unas relaciones sexuales normalizadas; en ese caso, quizá esté sintiendo que la sexualidad ya no será lo mismo que fue antes o acaso esté negando que esa dimensión siga presente en su vida, como algo inherente al ser humano.

A veces pasan años sin que se modifiquen las rutinas, manteniendo las mismas relaciones, las mismas costumbres, como si nada hubiera ocurrido.

2.- ¿Me enfado cuando mi pareja me propone un encuentro o cuando el entorno me habla de sexualidad o si me sugieren la posibilidad de tener relaciones o conocer a otras personas?

Suele ocurrir que la respuesta sea el enfado, aunque sea interno y no se manifieste abiertamente, que se sienta rabia o ira por lo ocurrido y, por tanto, por tener que plantearse cambios en las relaciones y en la sexualidad. Si esta fase de enfado o rabia se alarga, quizás convenga preguntarse si eso no estará sirviendo también para “protegernos” ante la perspectiva de tener que afrontar la nueva situación. En un primer momento, el enfado es legítimo, pero instalarse en él impide seguir adelante. Preguntárselo puede significar una toma conciencia y un avance.

3.- ¿Rechazo automáticamente cualquier deseo o cualquier sensación corporal que experimente y asocie con el placer o con el sexo?

Cuando hay un rechazo de cualquier posible sensación relacionada con la sexualidad, de algo agradable y placentero, la mayoría de las veces coincide con el sentimiento de culpa. Como se mencionaba con anterioridad, viene a corresponderse con la pregunta: ¿cómo voy a gozar si mi pareja se ha ido? o ¿cómo vamos a disfrutar del sexo con nuestro hijo muerto? No hay que olvidar que siempre queda culpa, por irracional que nos parezca, en los que sobreviven. En casi todos los procesos psicológicos mandan más las emociones que la razón. Este hecho se convierte en un problema precisamente cuando negamos esa verdad.

4.- ¿Me permito el goce de algunas sensaciones en la intimidad? e incluso ¿me digo en ocasiones y a través del propio diálogo interno que tengo derecho?, ¿negocio alguna forma de sensación corporal, sin llegar a una sexualidad plena?

Cuando el duelo está más avanzado, la persona se permite sentir algunas sensaciones corporales. Es como ir acercándose poco a poco al placer carnal, como negociar este acercamiento: me permito un poco, aunque no del todo. En esta fase es frecuente empezar a salir y tener interés en conocer a gente nueva, de modo que la persona se da permiso para entrar en el juego de la seducción, como preludio de algo más. En este momento, muchas personas “hablan” con su pareja fallecida y le “preguntan” si aprueba a la persona que han conocido y con la que inician una relación. Si el doliente está en disposición, encuentra “señales” de consentimiento por parte de su pareja muerta; es como si les dijera: “es adecuada para ti”. Así no siente que está siendo infiel, como puede ocurrir en algún caso, sino que es como si su anterior pareja estuviera “implicada” en esta nueva situación. Es lo que entendemos por negociar: me permito una nueva relación, pero a cambio de que tú estés “presente” con tu beneplácito.

En caso de divorcio, cuando no ha sido una ruptura traumática, se intenta que la nueva pareja mantenga buenas relaciones con la exmujer o con el exmarido.

En esta fase, cuando se trata de la pérdida de un hijo o una hija, las parejas se permiten alguna actividad más placentera o relacionada con el erotismo, a cambio de que se mantenga algún tipo de conducta o de comportamiento (por ejemplo, algún ritual el día de su aniversario…, colaboración o ayuda a personas que hayan pasado por la misma experiencia…) que mantengan viva y presente la memoria de la persona fallecida.

5.- Tanto si ha sido una pérdida por divorcio como si ha sido por fallecimiento de la pareja: ¿me invade la tristeza cuando tengo el convencimiento de que nunca más voy a gozar de la sexualidad como lo hice antes de la pérdida?; ¿pienso que no volveré a tener el contacto, los besos y las caricias de mi pareja o que no voy a disfrutar con la misma alegría o con la misma complicidad con mi mujer o con mi marido después de la pérdida de nuestro hijo?

Como consecuencia de la fase anterior, llega un momento en que somos conscientes de que vuelve a existir la posibilidad de disfrutar del sexo, con lo que empezamos a negociar y vislumbramos posibilidades, o incluso puede que iniciemos una nueva actividad sexual. En esos casos, y ante la evidencia de que nada será como antes, ocurre que aparecen sentimientos de tristeza, una sintomatología depresiva que es previa a una aceptación más realista de la nueva situación. Esto puede confundirnos, podemos pensar que estamos “peor” y que el trance no acabará nunca. Sin embargo, sabiendo que nuestros seres queridos y ausentes tendrán siempre un lugar en nuestro corazón, es cuando más cerca estamos de aceptar lo ocurrido.

6. ¿Me permito mirar a otras personas? o ¿mi pareja y yo tenemos proyectos y planes nuevos?

Si podemos mirar a otras personas y tener fantasías con ellas, entonces se puede decir que hemos llegado a la aceptación, que es el momento para disfrutar de nuevo de la capacidad sexual y de todas las demás experiencias que producen placer y gozo en la vida. Algunas parejas se permiten un viaje, un cambio de casa, algo que simbolice el inicio de una nueva etapa.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

ALGUNOS MIEDOS QUE BLOQUEAN

A pesar de todo, la sexualidad es un hecho fisiológico, es un impulso vital, está de manera natural en nosotros. Por tanto, mantener una sexualidad satisfactoria nos ayuda a mantener una buena salud emocional y física. El del duelo puede ser un buen momento para revisar nuestra sexualidad y para advertir si hay algún otro condicionante que acaso esté bloqueando su recuperación.

Miedo a sentir más en una nueva relación

En el caso de que no se disfrutara de la sexualidad, de que no hubiera habido una buena conexión con la pareja, se puede reprimir el deseo hacia otras personas por miedo a sentir más que con la pareja anterior y perdida. Es decir, la idea de un mayor disfrute con otra persona puede generar sentimientos de culpa y traición.

Miedo a la ruptura de la pareja

En pareja, a veces, el duelo “se aprovecha” como excusa para no tener relaciones sexuales si con anterioridad no eran satisfactorias. En estos casos, nos refugiamos en el duelo como forma de no afrontar un conflicto que quizás ya existiera antes, surgen miedos a la ruptura de la pareja y tratamos de evitar la posibilidad de afrontar una pérdida más.

Es un buen momento para plantearse cómo cambiar las relaciones o los encuentros íntimos y cómo conectar con el tipo de sexualidad que se desea y con la que se nos sentimos identificados. Hablar abiertamente facilita el cambio. Muchas veces, no se habla claro para “proteger” a la pareja, para no hacer daño. Sin embargo, como ocurre con todo lo oculto, lo que sucede es que el conflicto se agranda y, entonces, sí puede dañar.

Miedo a no gustar de nuevo

Puede que resulte banal la idea de preocuparse por el aspecto del cuerpo cuando ha desaparecido un ser querido, salvo que esa pérdida se deba a una separación o divorcio, pero bien es cierto que las personas estamos atravesadas por los estereotipos sociales de belleza y atracción.

En este sentido, tenemos la posibilidad de recuperar nuestra autoestima y preguntarnos cómo vivimos nuestro cuerpo, que también cambia con la edad. Este es, de nuevo, un duelo al que tenemos que enfrentarnos, el de la pérdida de la juventud o de un cuerpo jovial. Es un hecho, en suma, que también puede contribuir a retraernos y apartarnos de la sexualidad y del goce de nuestro cuerpo.

42 Comentarios
  • Anónimo
    Publicado a las 03:20h, 12 septiembre Responder

    Hola, me ha ayudado tu nota… hace 4 meses que falleció mi padre y he estado solamente 2 veces con mi pareja. Me siento rara y al momento me afloran las emocioens de manera tal que me pongo a llorar y eso apaga nuestras ganas… es normal??? Cuánto tiempo debo esperar a tener relaciones normales?

    • notasdepsicologia
      Publicado a las 05:55h, 12 septiembre Responder

      Hola,
      Es completamente normal, ha pasado muy poco tiempo. No se puede hablar de tiempo exacto porque cada persona necesita el suyo, dependiendo de sus circunstancias, pero necesitamos al menos un año para empezar a estar mejor y dos para sentir que todo empieza a estar bien. Es importante que no te presiones con las prisas por estar bien, respeta tu tiempo de duelo. Supongo que ya lo has hecho, pero sino busca información sobre las fases del duelo. Un saludo.

  • anonimo
    Publicado a las 22:45h, 24 julio Responder

    hola hace 5 días falleció mi suegro y mi pareja quiere saber si puede tener relaciones si no es pecado

    • notasdepsicologia
      Publicado a las 15:43h, 25 julio Responder

      Buenas tardes,

      Por mi parte os puedo decir que no es tan importante el tiempo que haya trasncurrido como el estado anímico de la persona. Cinco días se considera poco tiempo para el restablecimiento de la vida cotidiana habitual después de una pérdida, pero todo depende de las circunstancias de cada persona. En cuanto al concepto de pecado, depende de las creencias particulares de cada uno y por tanto sería más acertado consultar con vuestro sacerdote o director espiritual.
      Un saludo y gracias por comentar

  • JCMarriaza
    Publicado a las 17:11h, 02 septiembre Responder

    Buenas, mi pareja perdió a su padre hace 15 días de forma natural ya se esperaba, hay ciertas etapas del duelo que no las ha presentado o por lo menos no las ha demostrado, que tan conveniente es pedirle tener relaciones?

    • notasdepsicologia
      Publicado a las 12:39h, 04 septiembre Responder

      Me gustaría responderle pero no acabo de entender que quiere decir cuando pregunta “que tan conveniente es pedirle tener relaciones?”
      Infiero que se refiere a si es conveniente pedirle o no relaciones. En principio es quizás demasiado pronto, 15 días no es mucho sobre todo si no ha pasado determinadas fases como usted comenta. En cualquier caso, depende de las circunstancias de cada persona.
      Si precisa más la pregunta quizás pueda atenderle mejor.

  • aninima
    Publicado a las 03:51h, 04 septiembre Responder

    Enviude hace 2 meses y siento desesperación por tener una relación solo sexual, y no me siento agusto pensando en esto, estas ansías son normales??

    • notasdepsicologia
      Publicado a las 12:35h, 04 septiembre Responder

      Buenos días,
      Son normales si tenemos en cuenta que tienen una función, esta es la de mitigar el dolor de la pérdida. Se habla de ello en el artículo. Una forma de no afrontar el dolor es inciar relacionar sexuales de forma prematura. No debe culpabilizarse y tratar de hacer el duelo como mejor pueda, sabiendo que son relaciones que le sirven para “escapar” de sentimiento del pérdida y sabiendo que en algún momento debe abordarlo.

      • Adrianna
        Publicado a las 22:04h, 08 octubre Responder

        Tengo 32 años y mi esposo a penas va a cumplir 1 mes de haber fallecido. Tengo deseos sexuales y tambien de algo ocasional. Nada serio, pero tambien siento culpa de desearlo, creo q inclusive ya tuve “sueños humedos”. Lo q aun no he decidido es si debo dar rienda suelta a esos deseos, qué tan beneficioso o perjudicial pueda ser…

        • notasdepsicologia
          Publicado a las 17:21h, 09 octubre Responder

          Buenas tardes Adrianna,
          Cada uno elaboramos los procesos, en este caso el duelo, como podemos, no hay normas estrictas. Tengas o no relaciones pronto o más tarde, el duelo lo tendrás que hacer igual y pasar por cada una de las fases. Es algo inherente, queramos o no, ocurre. A veces lo que hacemos es refugiarnos en otras relaciones para retrasar entrar en el dolor de la pérdida. Pero decidas lo que decidas será tu forma de hacer las cosas y estará bien. Un saludo.

  • silvio
    Publicado a las 03:49h, 27 noviembre Responder

    Me decidí a buscar información en esta pagina porque mi esposa falleció hace justo dos meses y tengo una relación sexual con una persona conocida, alternos entre deseos sexuales fuertes en las noches y períodos de llanto preguntándole a mi esposa “¿Por qué se me fue?” yo más que nadie sabe de que murió y lo mucho que lucho por estar viva con su familia. Fue un matrimonio ejemplar y pleno y gracias a la lectura de este artículo al menos se que no estoy loco.

    • notasdepsicologia
      Publicado a las 12:08h, 27 noviembre Responder

      Gracias por tu comentario, te deseo mucha suerte y fuerza en tu proceso

  • anonimo
    Publicado a las 01:55h, 07 agosto Responder

    hola mi pareja perdioa su hermana hace 7meses y no esta muy dolida con ataques de panico y oviamente no quiere tener relaciones, yo no se como ayudarla si seguir esperando si insistir

    • notasdepsicologia
      Publicado a las 19:13h, 09 agosto Responder

      Hola, buenas tardes:
      Entiendo que lo que quieres decir es que está muy dolida. Tendríamos que tener en cuenta las circunstancias de la pérdida de su hermana, es decir, si fue una muerte brusca o consecuencia de una larga enfermedad, porque esto nos daría la clave para considerar el nivel de impacto que haya podido tener en tu pareja y por tanto el tiempo que necesitaría para la recuperación. Sería de gran ayuda que le preguntaras si hay algo más que tú puedas hacer. Especialmente importante es considerar en qué situación se encontraba vuestra relación de pareja antes de este trance.
      Un saludo

  • luisa
    Publicado a las 03:31h, 13 febrero Responder

    Hola…perdi a mi marido hace 3 meses y recien ahora empece a sentir deseo sexual, pero hay alguien k me ofrece darme placer, fue una ex pareja de hace muchos años, pero creo no estar preparada, me da miedo despues de arrepentirme y estar peor y sentirme culpable, los mas cercanos me dicen k debo hacerlo asi me relajo y me saco el estres.pero aun estoy confundida…no quiero engañar a mi marido

    • notasdepsicologia
      Publicado a las 16:14h, 13 febrero Responder

      Hola Luisa,
      El tiempo que pasa desde que perdemos a un ser querido y volvemos a tener relaciones sexuales es diferente en cada persona. Si tú no estás segura y aún sientes que “estás engañanado a tu marido” quizás no sea el momento y debas esperar a estar tranquila, sin temor a ningún arrepentimiento. Quien mejor puede saberlo eres tú misma. Quienes tienes cerca quieren, sin duda, que estés bien, pero si te sientes confundida estaría bien para tí esperar a no tener estos sentimientos y que tu duelo esté más elaborado.
      Un saludo

  • María Rosa
    Publicado a las 12:19h, 26 marzo Responder

    Perdí en un accident a mi hija de 32 años, hace 20 días. Estaba separada y dejó dos ñiños de 9 y 8 años. Además del dolor por la pérdida había mala relación con el padre de los neness. la psicopateaba constantemente. Los niños nos adoran, dormían 15 días en nuestra casa (la de los abuelos), los nenes van a casa pero siempre con mal trato de parte de el ha´cia nosotros. Imaginate como se agrava nuestro dolor, Necesitamos palabras que nos alivien un poco y consejos. Gracias.

    • notasdepsicologia
      Publicado a las 21:58h, 28 marzo Responder

      Buenas tardes,
      Damos respuesta a su mensaje sabiendo que es muy poco lo que podemos hacer frente a la inmensidad de su dolor. Cualquier cosa que podamos apuntar resultará insuficiente y debemos tener en cuenta que el contenido de este artículo se refiere al duelo con respecto a la sexualidad. Lo que más complica la elaboración de los duelos son los asuntos pendientes y ustedes han “heredado” el conflicto que su hija tenía con el padre de sus nietos. Lo más aconsejable es pedir ayuda profesional que, paralelamente a la elaboración del duelo, les ayude a resolver este conflicto. Los niños van a necesitar a su familia materna como referencia de la madre que han perdido, a ustedes y a sus tíos y tías si los tienen y se les tiene que ayudar a que puedan relacionarse con las dos partes, materna y paterna, de la mejor forma posible, evitando que tengan que verse en la tesitura de elegir. Cuando su hija eligió como hombre a su ex marido algo de bueno vería en él como para querer tener dos hijos suyos, aunque luego la evolución personal de cada uno no sea paralela y desemboque en ruptura. Este padre va a influir en la personalidad de sus nietos, si se niega todo lo que venga de él están negando una parte de ellos. El mejor legado a la memoria de su hija es que sus nietos se desarrollen de una forma equilibrada, contando con el padre y con la visión de la madre que van a tener por parte de sus dos familias y procurando que nunca sea antagónica. Esto es una apreciación groso modo teniendo en cuenta lo que ustedes nos exponen, en cualquier caso, estas situaciones son muy complejas y poseen muchos matices que hay que considerar. Les deseamos que pronto encuentren el acompañamiento más adecuado a esta circunstancia tan dolorosa. Pueden ver en este mismo blog el artículo titulado “La familia de Origen”

  • Mireya
    Publicado a las 06:14h, 12 noviembre Responder

    Hola mi pareja perdió a su hijo hace 15 días, niño que tenía con su anterior relación, en los días que pasó en el hospital, él pasó con la mamá del niño que es normal pero luego del fallecimiento sigue frecuentándola por que siente culpa por haberse separado de ellos pese a que él veía a su hijo todos los días, pero piensa que estando ahí pudo haber hecho algo, él no regresó a nuestra casa se quedó en casa de sus padres dice que en unos días va a regresar cuando le pase el dolor por que no quiere afectar a nuestra hija pequeña, viene todos los días pero en las tardes se va, realmente no sé que hacer si tomar la decisión de separarnos o cuánto tiempo debo esperarle pues mi duda es sí con todo esto surgió algo nuevamente con su ex pareja o le dá pena dejarla pues ella no tiene más familia. por favor su ayuda estoy desesperada no sé que decisión tomar. gracias

    • notasdepsicologia
      Publicado a las 13:47h, 12 noviembre Responder

      Hola, buenas tardes,
      Es una situación difícil donde se pueden estar mezclando muchas cosas, tendría que tener un poco más de información de cómo fue la ruptura con la madre de su hijo y el inicio de vuestra relación para darte una respuesta más adecuada, pero en cualquier caso, la muerte de un hijo lo revoluciona todo y puede que esté confuso y en shock todavía, va a necesitar un tiempo. Yo te diría que por el momento no tomes ninguna decisión, y menos de separarte. Dale un poco más tiempo y si las cosas no cambian lo puedes volver a plantear, pero es demasiado reciente para tomar decisiones. No suele ser habitual que una pareja vuelva a unirse por haber perdido un hijo..Normalmente ocurre lo contrario.
      Un saludo

      • Mireya
        Publicado a las 16:08h, 16 noviembre Responder

        hola, muchas gracias por su ayuda, en realidad es una situación difícil, yo fui su enamorada antes de su matrimonio por situaciones de la vida nos separamos cuando nos volvimos a ver él estaba casado y con un hijo, empezamos a salir como amigos pero nos dimos cuenta que nunca dejamos de amarnos y prácticamente se separó por mi causa y de ahí viene el sentimiento de culpa tanto de él como el mío por lo sucedido, pensamos que de pronto las cosas serían diferentes si no hubiéramos regresado y su hijo viviría, a veces tengo ganas de escapar de todo esto pero tengo a mi bebé que tiene que ver a su padre, él me ha dicho que está bloqueado que sólo siente dolor y no puede tomar decisiones me dice que el luto fuerte dura 3 meses y luego de eso ver que pasa, así que mi duda es debo continuar cómo su pareja de en ese lapso de tiempo para que él decida bien las cosas o sigo con él por que aunque no esté viviendo conmigo seguimos nuestra relación, nunca se terminó. Gracias por su ayuda es de gran aporte.

        • notasdepsicologia
          Publicado a las 22:12h, 17 noviembre Responder

          Hola Mireya,
          Que sintáis es culpa el normal cuando vuestra relación se inicio paralela a la otra, pero tanto si hubiéramos vuelto como si no el destino del niño no dependía de vuestros actos. No tenemos tanto poder…. nuestro inconsciente tiene que buscar razones para tanto dolor y tan injusto como es la muerte de un niño, pero un hecho no es consecuencia del otro.
          Si tu pareja te plantea 3 meses de luto fuerte, dáselos, tú también debes hacer un duelo de alguna forma, es el hermano de tu bebé y también te duele su muerte. Daros ese tiempo y luego vuelves a valorar.
          Un saludo afectuoso.

  • Anonim
    Publicado a las 09:06h, 03 marzo Responder

    Mi pareja hace 3 meses que falleció en un accidente, esta con el desde los 14años ahora tengo 27 y con una niña de 14 y meses.
    Ehh llorado mucho y siento mi corazón roto, pero a veces creo que lo llevo demasiado bien. Nunca creí que podría estas así.
    Y hace unas semanas atrás estoy hablando con un amigo con el cual podría tener sexo y la verdad que tengo un gran deseo sexual y él no hace más que incitarme, lo que no sé si debería porque tan solo hace 3 meses de la muerte de mi pareja y quizás sea demasiado pronto no sé qué hacer. Ganas tengo. Como es lógico solo e mantenido relaciones con mi pareja ya que llevaba con el 12 años. Y me gustaría probar. Tengo un cacao mental, nose si estaría bien.
    Agradecesia una respuesta. Para saber su opinión. Gracias

    • notasdepsicologia
      Publicado a las 16:30h, 04 marzo Responder

      Buenas tardes,
      Voy a tratar de darte una respuesta, ésta solo puede ser orientativa porque cada persona llevamos detrás nuestra propia historia personal y relacional y nuestros duelos están condicionados por ella.
      Es normal que tengas deseo por otra persona aunque solo hayan pasado tres meses de la pérdida de tu pareja. En los momentos de gran dolor también nos agarramos a la vida y la sexualidad está directamente relacionada con ella. No es tan importante el tiempo que haya pasado como el modo en que tú lo vivas o sientas tu deseo. En cualquier caso y decidas lo que decidas, tu duelo seguirá adelante y esto que vives ahora como “estar muy bien a pesar del poco tiempo transcurrido” puede ser solo una fase más de tu proceso de duelo, es posible que en algún momento vuelvas a sentir el abatimiento y el dolor de manera más presente, esto no significa que vayas atrás y tampoco tendrá que ver el hecho de que decidas o no tener relaciones sexuales en este momento, puede servirte de apoyo, solo tienes que tener en cuenta que no será la solución a tu duelo.
      Un saludo!

      • Anónimo
        Publicado a las 23:06h, 05 marzo Responder

        Gracias por la respuesta, ya se que no será una solución a mi duelo, es más como un desahogo y un no sentirme tan sola, nose… Este hombre me lleva 14 años es ahí mi duda también. La diferencia de edad, aunque sólo sea para tener sexo porque lógicamente no me interesa nada más que sólo eso. Y el probar ya que sólo estuve con mi chico y tengo curiosidad. Y al ser tan reciente todo pues tengo la cabeza echa un lío.
        Muchas gracias por tu respuesta tan rápida. Un saludo

  • Felipe Moreno Piedrahita
    Publicado a las 14:15h, 06 octubre Responder

    Muy buen artículo. Una buena guia para pacientes y por que no personal de salud.
    Gracias

    • Violeta Mendoza
      Publicado a las 22:44h, 06 octubre Responder

      Gracias a ti por tu comentario.

  • Maria Eugenia Lobos
    Publicado a las 05:23h, 01 noviembre Responder

    Gracias por el artículo me sirve para entender en parte a mi marido que perdió hace unos meses a su madre, de forma brusca. Tenía un apego extremo a su madre dominante. Hoy es casi como dormir con un hermano, incluso antes de dormir reza un rosario, como lo hacía su madre. Ya no lo estoy tolerando de buena manera, No quiere ir a un psicólogo. Qué puedo hacer? Gracias

    • Violeta Mendoza
      Publicado a las 20:00h, 08 diciembre Responder

      Hola María Eugenia,
      Primero disculpa por tardar en responder, por cuestiones técnicas no he visto el comentario hasta hoy.
      ¿Es posible que ya hubieran dificultades antes de la muerte de la madre entre vosotros?
      Estás haciendo lo único que, por el momento, puedes hacer y es tolerar de buena manera como dices tú. De todas formas, si más adelante no hay cambios y él insiste en no pedir ayudar, pídela tú, alguno de los dos tiene que tomar decisiones.
      Espero que vaya bien, que la crisis se resuelva y os sirva para avanzar.
      Suerte y saludos!

  • Ricardo Gomez
    Publicado a las 03:59h, 16 enero Responder

    Hola, agradezco tu articulo por lo amplio.
    Me llama la atención que la mayoría escribió por la perdida de un ser querido..
    yo te quiero preguntar por una pareja que tengo y que tiene resistencia a la relación sexual.
    ambos somos separados y tenemos mucha sintonía en muchos temas, pero en el sexual no.
    Se separación es de un año y medio atras, el mio de cuatro años.
    crees que aun vive un duelo y eso le impide recobrar su sexualidad?

    • Violeta Mendoza
      Publicado a las 22:49h, 18 enero Responder

      Hola! En primer lugar mis disculpas por la tardanza en responder. El trabajo…
      Un año y medio después de un divorcio es un tiempo medio-corto para considerar que el duelo ha concluido, pero en cualquier caso siempre depende de las circunstancias previas a la ruptura. A veces los duelos empiezan antes de la separación efectiva. No sé si lo has hecho pero mi sugerencia es que lo hables con tu pareja. Siempre es más eficaz cuando se pueden buscar las soluciones entre los dos miembros.
      Espero que todo os vaya muy bien.
      Saludos!

  • Ricardo Gomez
    Publicado a las 02:22h, 20 enero Responder

    Muchas gracias Violeta. muy gentil en responder.
    Saludos

  • Moises Moriones astiza
    Publicado a las 23:18h, 13 agosto Responder

    voy a cumplir 3 años de que murió mi esposa, teníamos una buena relación por decirlo en todos los aspectos con las dificultades normales de pareja, me quedaron tres hijos, que ya están por fuera de la casa, una de mis hijas ya tiene compañero y una hija que es mi nieta que adoro, mi otra hija estudia en la universidad y trabaja mi hijo vive en Nue Yor, tengo muy buenas relaciones, con mis suegros, cuñados y familiares de ella, lo mismo que con mi familia, trato de estar bastante ocupado con mis cosas personales como laborales ´, vivo solo en mi casa y normalmente mis amigos compañeros y familiares me preguntan que si ya tengo mujer o me case o me dicen que me case que no me quede solo. he tomado la decisión de hacercarme a la oración y hago parte de varios grupos en mi parroquia, mantener la confesión, la eucaristía participando en la comunión como fortaleza para poder afrontar muchas tentaciones de la sexualidad.
    He tenido y tengo muchas fantasías sexuales pero creo que mi comunión con Dios me ha mantenido sin tener sexualidad, a un por mi misma condición de aparente edad la mayoría me dicen que puedo rehacer mi vida de pareja. trato de de evitar de asistir a bailes fiestas e ingerir licor y tener demasiada confianza con personas de otro sexo. evitar conversaciones maliciosas. en mi época de esposos desde la ultima hija que hoy tiene 20 años, practicamos la planificación natural familiar eso me hizo empezar a manejar mi sexualidad en pareja, la cual hoy he podido retomar para evitar las relaciones sexuales y tener nueva pareja, sin duda reconozco que en ocaciones me siento con muchos deseos, inicialmente estuve muy acosado y lo que hice fue acercarme a un confesor donde la respuesta era que no me afanara que me tomara mi tiempo que Dios me iría dando los signos, escucho charlas conferencias sobre los temas de viudez y de sexualidad, mi vida social es normal no tengo alguna compañía en especial. tengo una comunicación permanente con mis hijos.

    • Violeta Mendoza
      Publicado a las 14:29h, 27 agosto Responder

      Buenos días,
      Las personas encontramos el sentido de nuestra vida por muchos caminos. Lo importante es que cada uno sienta que están donde necesita y que su vida sea lo más plena posible. Supongo que las personas de su alrededor le sugieren esos cambios pensando en que sería lo mejor para usted, pero usted ya tiene su decisión tomada, dedicarse a la oración. Es su opción de vida y por tanto la más adecuada para usted. La vida está siempre en movimiento, si en algún momento decide otra cosa, será porque así lo dicta su corazón.
      Suerte con todo
      Saludos

  • Adriana Duarte rosales
    Publicado a las 19:17h, 21 agosto Responder

    Buenas tardes, mi pareja perdió a su mama hace 10 meses, tenemos sexo cada 15 días o mas, antes q su mama muriera eramos muy activos d tener sexo a diario, que tenemos que hacer o como mejorar nuestra relación este cambio ya afecta nuestra relacion

    • Violeta Mendoza
      Publicado a las 14:17h, 27 agosto Responder

      Buenas tardes,
      Si el cambio en vuestras relaciones ha sobrevenido después del fallacimiento de la madre de tu pareja, sería tu pareja quien debería observar si tiene algún asunto pendiente que le impida elaborar el duelo de forma saludable. Si no es el caso, quizás tendriáis que ver si tiene que ver con algún cambio que haya habido en vuestra relación y que, quizás, el hecho del fallacimiento de tu suegra pudiera estar tapando. Puede ser un buen momento para revisar vuestra pareja y puede ser muy positivo para el vínculo. Espero que encontréis el camino.
      Saludos

  • Sindy carolina Pinilla Chacon
    Publicado a las 00:58h, 26 agosto Responder

    Hola como esta
    Tengo dudas el por qué mi pareja despues de que su padre falleció hace 5 días, me buscó para tener relaciones sexuales, sin demostración de amor solo pasión, anoto que tiene deseos de morir o quitarse la vida.

    • Violeta Mendoza
      Publicado a las 14:23h, 27 agosto Responder

      Buenos días,
      No es extraño que ante un pérdida importante conectemos con la necesidad de vínculo y la sexualidad, sobre todo si es con la persona amada, es una forma de sentir el vínculo afectivo y el vínculo con la vida. También es una forma de canalizar otras emociones, como el miedo o la culpa, propias de una situación como esta, de ahí que solo mostrase pasión, aunque también hay necesidad de contacto afectivo. En cuanto a sus deseos de morir a quitarse la vida, debería pedir ayudar y tratar de superar su pérdida. Cuando alguien querido fallece, al inicio, podemos llegar a sentir la necesidad de “irnos detrás” como una forma de mitigar el dolor.
      Qué vaya muy bien
      Saludos

  • Steg
    Publicado a las 05:05h, 19 noviembre Responder

    Buenas noches, mi pareja perdió a su mamá hace casi año y medio. Estuvimos separados por 4 meses porque él siente que no es justo para mi cuando intento tener intimidad con él y él se bloquea, hemos vuelto porque dice que me quiere y no se quiere alejar de mí y los niños, aún no vivimos juntos nuevamente esperando más estabilidad emocional, intentamos tener relaciones y él reacciona muy bien sólo que llegado cierto momento se bloquea es como si aún mente se llena de pensamientos, él no me lo dice pero lo veo en su mirada, entonces se siente mal por no poder terminar la relación sexual y dice que no siente que sea Justo para mi. Le digo que es un proceso normal por su duelo, que eso va a pasar y yo quiero estar con él acompañándolo. Él dice que si ha pasado año y medio y aún se siente así que cómo estoy segura que en algún momento pasará? Es normal esto? Yo quiero apoyarlo la verdad no lo quiero presionar a nada que él no quiera, estoy dispuesta a esperar y llenarlo de cariño y compañía sin necesidad de sexo. Pero me gustaría saber si el tiempo es normal y como podría ayudarlo, porque le he comentado de terapia y está súper cerrado a eso

    • Violeta Mendoza
      Publicado a las 11:46h, 19 noviembre Responder

      Buenos días,
      Un año y medio es tiempo para que el duelo haya evolucionado bien. Si todavía está en las primeras fases habría que ver si hay algo que le impide elaborarlo, pero esto tendría que valorarlo él. La mejor forma seria que pidiera ayuda profesional, pero dices que está cerrado. Es complicado. Lo único que puedes hacer es esperar hasta donde decidas hacerlo a que él pueda tomar la decisión de afrontarlo, en ese caso existe la posibilidad de que lo afrontéis juntos.
      Espero que vaya bien.
      Saludos

Publica un comentario